SIERVOS DE LA GUADAÑA
Víctor Morata
434 Págs. 
ISBN: ​9798464879188

Para Eladio Jones, la vida ha perdido el gusto y apenas tiene nada por lo que merezca la pena levantarse cada mañana. Ha ido cavando su propia tumba desde hace años y lo ha perdido todo: su familia, sus amigos e incluso el respeto de sus compañeros de la comisaría de Corralas de San Juan. Cuando aparece la grabación del asesinato de un hombre que más parece una ejecución y le asignan el caso, él ya sabe que puede que sea el último. Se iniciará, sin él saberlo, una cuenta atrás que lo llevará de vuelta a sus miserias del pasado y hará que las heridas, aún abiertas, comiencen a sangrar de nuevo, arañando sus recuerdos. El inspector Eladio Jones la ha cagado muchas veces. Es consciente de ello. Tanto como de su inevitable naturaleza que le lleva a cometer esos errores una y otra vez. Quizá atrapar al asesino sea su única forma de redención y la guinda del pastel de la jubilación que todos desean para él. 

CONSÍGUELO AQUÍ

Sobre "Siervos de la Guadaña" se ha dicho: 

«Víctor Morata no solamenteha escrito una novela divertida, ágil, apasionante, también ha sido capaz de crear literatura de calidad». «La novela está escrita con un carácter vertiginoso, se lee del tirón, capítulos cortos, diálogos naturales y creíbles». 
José Antonio Castro Cebrián (La Jungla de las Letras)   

«Me ha parecido una magnífica novela que hace gala de una trama bien estructurada, con personajes fascinantes y bien construidos». «Un discurso narrativo sin fisuras».
 Martha Jacqueline Iglesias Herrera (Letraweb)

Víctor Morata Cortado (Cartagena, 1977). En 1992, el aburrimiento y la desidia me llevaron a un cuarto oscuro en el que descansaba una vieja Olivetti Lettera 32. Cogí un trozo de papel, que no eran sino los restos de un albarán, y comencé a escribir. Entonces no lo sabía, pero aquellas primeras 424 palabras no serían las últimas, sino las primeras de millones. Casi 30 años después, aquí sigo. ¿Quieres saber más?

sobre mí

Si llegas aquí después de haber leído una de mis obras, gracias. Si aún no has comenzado, este es el momento. Si te ha gustado, comparte y no desveles el secreto al que conducen las páginas de cada libro. Ahora eres mi cómplice. Si quieres compartir tus impresiones conmigo, estaré encantado de escucharte.